La compañía de mantenimiento y reparación de instalaciones de aire acondicionado, calefacción y placas solares, KLIMIA, inicia una campaña con la que quiere potenciar hábitos saludables en la sociedad de La Safor. Se compromete con la salud y el deporte a través del patrocinio del Kilómetro Vertical de Gandia, un evento deportivo con mucho potencial, y el Club de Fútbol U. E. Gandia, equipo que actualmente compite en Preferente Grupo 3 de la Comunitat Valenciana. La empresa participa como patrocinador en estos eventos para propiciar iniciativas saludables entre los ciudadanos de la Safor.

Con esta iniciativa KLIMIA contribuye a potenciar el deporte como una actividad saludable dentro de su filosofía de propiciar hábitos saludables en la sociedad. “Nuestro trabajo diario contribuye a mejorar el entorno, a reducir la polución de las ciudades, los consumos. Y, por eso, también contribuimos a consolidar hábitos de vida saludables. Conscientes de los efectos nocivos de la polución y el cambio climático, en KLIMIA apostamos por aportar nuestro granito de arena para generar una mayor concienciación social. Con KLIMIA nuestros clientes adquieren hábitos respetuosos con el medio ambiente para conseguir reducir la polución, el consumo y los efectos nocivos del cambio climático”, explica Carlos Ramírez, gerente de KLIMIA.

Hay pruebas abrumadoras de que las actividades humanas están afectando al clima mundial con graves repercusiones en la salud pública. El calentamiento global tiene consecuencias que ponen en riesgo la salud, tales como los fenómenos meteorológicos catastróficos, la variabilidad de los climas, que afecta a los suministros de agua y alimentos, los cambios de la distribución de los brotes de enfermedades infecciosas o las enfermedades emergentes relacionadas con los cambios de los ecosistemas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las repercusiones sanitarias del cambio climático ya se están haciendo sentir: aumento del número de fallecidos por olas de calor, polución en las ciudades, aumento de los desastres naturales tales como las inundaciones, y cambios de la distribución de enfermedades potencialmente mortales transmitidas por vectores.

Klimia con el deporte

Por eso, en KLIMIA queremos contribuir a parar la nube tóxica del exterior de nuestros hogares. “Lo que sucede en las ciudades puede frenarse si somos responsables y eficientes en nuestras casas. Podemos crear un clima mejor y más saludable para nuestras familias. ¿Cómo? Con pequeños pero significativos gestos. En nuestro sistema de aire acondicionado existe un filtro  que podemos limpiar y desinfectar, unos conductos  por donde circula el aire que se pueden desinfectar y limpiar, una bandeja, donde se recibe el agua de condensación de la máquina, que acumula suciedad y bacterias, y se debe limpiar y desinfectar, una batería de intercambio térmico por donde pasa el aire, que también se puede limpiar y desinfectar”, explica Ramírez. Además también aconsejamos a nuestros clientes que se puede poner un ambientador en el retorno de la máquina para que se distribuya por las rejillas de la vivienda, creando un ambiente fresco y agradable.

Con estos pequeños gestos contribuimos a crear un ambiente libre de ácaros, bacterias, polvo y con un clima mucho más saludable y agradable. Pero además, con estos gestos también conseguimos incluso ahorros de la factura de la luz de hasta un 30%, así como reducciones importantes de CO2 a la atmósfera, contribuyendo a combatir los efectos del cambio climático.