fbpx

Limpiar los filtros de aire acondicionado es una de las tareas de mantenimiento esenciales para que el aparato funcione a la perfección. Además, con una correcta limpieza podrás evitar molestias como las alergias producidas por los ácaros que se acumulan en el aparato durante los meses que está en desuso, o posibles infecciones víricas.
Este tipo de limpieza es altamente recomendable en los aparatos de uso industrial. En las viviendas suelen hacerse menos a menudo, aunque si notas que tu aparato no funciona con la fuerza deseada, quizás sea este el problema.

Según el modelo, la limpieza de los filtros será más o menos sencilla. En los aparatos tipo spli, los filtros se encuentran en la parte frontal, así que son fáciles de localizar y extraer. En los modelos de aire acondicionado por conductos, se encuentran en la parte trasera, aunque también los podrás localizar y extraer fácilmente.

Una vez desmontados, bastará con limpiarlos con agua templada y frotarlos suavemente con las manos para desprender la suciedad. Si continúa sucio puedes utilizar jabón blando, por ejemplo el de las manos, pero evitando otro tipo de productos de limpieza más abrasivos, ya que de lo contrario los podríamos estropear y dejar inservible.
Tampoco es conveniente utilizar cepillos de cerdas duras, ya que podemos “deshilachar” el tejido de los filtros o agujerearlo.
Una vez limpios, tendrás que dejarlos secar antes de colocarlos de nuevo en el aparato.

Algunas unidades de aire acondicionado por conductos tienen unos filtros que no están fabricados de nylon y por lo tanto no son lavables. En estos casos, la única opción es sustituirlos.
Cómo ves limpiar los filtros es una tarea bastante sencilla, pero si tienes alguna duda siempre puedes contactar con nosotros. En Klimia te asesoraremos sin compromiso.