fbpx

Con la llegada del frío es el momento de poner en marcha la caldera. En la mayoría de los casos, estos aparatos han estado parados durante meses lo que puede provocar que aparezcan algunas averías al volverlos a encender. Para evitarlos es imprescindible mantener un buen mantenimiento y realizar una revisión previa.  Veamos algunas de las averías más frecuentes a las que nos podemos enfrentar.

Instalar una caldera en casa es una de las mejores opciones para conseguir una calefacción eficiente y eficaz. Sin embargo, la falta de mantenimiento del aparato puede provocar algunas averías.

 

Fallo en la caldera: sin calefacción ni agua caliente

Desperfectos en las válvulas, bombas, termostatos o niveles del agua pueden provocar fallos en el sistema de calefacción o el agua sanitaria.

Si el problema es un mal funcionamiento del termostato que está provocando una baja presión que no consigue calentar el agua, es una avería que se observa fácilmente y que podemos arreglar nosotros mismos. Sube el manómetro hasta los 1,5 kg y abre la llave de paso. Si el problema no se soluciones, puede que se haya roto una esclusa de aire o una válvula. En este caso necesitarás que uno de nuestros técnicos la repare.

Fugas y goteos

Para saber por qué hay una fuga de agua o por qué gotea nuestra caldera, hay que tener en cuenta el lugar donde se produce. Lo más probable es que se haya roto algún componente interno, que necesite también de la intervención de un profesional de Klimia.

Si la fuga es en la zona de las tuberías, se pude deber a algún problema de corrosión o a que el sistema no se haya instalado correctamente. En ambos casos, necesitarás que uno de los técnicos vaya a revisarlo.

Radiador de Calefacción

Ruidos extraños, silbidos o gorgoteos en la caldera

En ocasiones, es normal que nuestra caldera haga ruido. Puede deberse al aire acumulado, la presión del agua si está demasiado baja o a una avería en la bomba. Es fácilmente identificable si prestas atención al ruido que hace la caldera. Si suena como un rozamiento el problema puede proceder de la bomba. En este caso sí que necesitarás de nuestra intervención para repararla o sustituirla.

El agua no sale caliente

Si tu caldera no calienta suficientemente al agua, puede deberse a un fallo en la sonda de temperatura. Esta pieza detecta si el agua está caliente o no, y da la orden para que se caliente. Si falla este proceso no llega a producirse.  La solución pasa por la sustitución de la pieza.

Mi caldera se apaga de repente

Es una avería bastante común si la bomba de recirculación de la calefacción está bloqueada. Suele ocurrir cuando volvemos a encender la caldera después de estar bastantes meses inoperativa. Para desbloquear la bomba hay que desmontar la caldera así que si no tienes claro cómo se hace lo mejor será que nos llames y te ayude uno de nuestros técnicos.

Error en el código de la caldera

Este fallo puede deberse a una obstrucción en la salida de humos. Si esto ocurre se debe de arreglar de inmediato para eliminar el monóxido de carbono. Llámanos para que podamos limpiarla y que todo funcione a la perfección de nuevo.

Como ves las averías de las calderas son fáciles de soluciones. Si tienes que reparar una caldera en Gandia, La Safor o La Marina o alrededores no dudes en llamarnos. Igualmente te asesoramos si estás interesado en instalarte una caldera o un nuevo sistema de calefacción para tu hogar.