fbpx

Con la llegada de la primavera, con más horas de luz y la subida de la temperatura, apagamos la calefacción y llega el momento de realizar un mantenimiento y mejoras al sistema para no tener molestias la próxima temporada y contar con un sistema en perfecto estado. Tanto si controlamos el apagado de la calefacción como si una comunidad de propietarios es la que decide el apagado del sistema es conveniente tener en cuenta una serie de cuestiones para no gastar de más y dejar a punto nuestro sistema de cara a la próxima temporada de frío.

En las comunidades de vecinos, en algunos casos, la calefacción todavía permanecerá encendida durante varias semanas. En viviendas con sistemas de calefacción central las comunidades de propietarios deciden mantener la calefacción encendida hasta abril o mayo. En este caso la comunidad de propietarios es la que comunica a la empresa de mantenimiento cuándo encender y apagar su sistema de calefacción, en función de las necesidades térmicas de las viviendas y la que también decide si adelantar o retrasar la fecha de apagado dependiendo de si la primavera es más o menos fría de la prevista.

En caso de que durante la temporada de invierno se hayan detectado ciertas molestias en el funcionamiento de la calefacción sería conveniente que, si la comunidad todavía no las ha comunicado, se lo hagan saber a su empresa de mantenimiento para evitarse molestias durante la próxima temporada.

Caldera de Gasoil

La instalación de centralitas de regulación en las salas de calderas que aún no las tienen, la sustitución de cuadros eléctricos de salas de calderas que han quedado fuera de normativa, un cambio que podría dejar sin calefacción a la comunidad durante un par de días, serían algunas de las mejoras que proponemos llevar a cabo después del apagado de la calefacción en las comunidades de vecinos.

En las comunidades también puede producirse que los usuarios no puedan controlar las instalaciones de calefacción central. En estos casos se detecta un desperdicio de energía importante porque la calefacción permanece encendida aunque la vivienda permanezca vacía ya que los usuarios no disponen de válvulas en los radiadores ni de ningún otro sistema de regulación.

Para evitar este gasto innecesario, tanto al usuario como a la comunidad de propietarios, sería conveniente plantearse instalar en esta época del año un sistema para contabilizar de manera individualizada el consumo de energía por vivienda y válvulas termostáticas en los radiadores que permitan abrir o cerrar la calefacción en función de las necesidades de cada hogar.

Instalar repartidores de costes de calefacción y válvulas termostáticas permite ahorrar una media del 25% del consumo de calefacción en las viviendas con calefacción central, según el ‘Estudio sobre ahorros derivados de la contabilización individual de calefacción en España’, realizado por la Universidad de Alcalá para AERCCA (Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción). El informe confirma, asimismo que, entre las medidas orientadas a ahorrar energía en las instalaciones de calefacción centralizada, el uso de repartidores de costes y válvulas termostáticas es la más eficiente. Y que la adaptación de este tipo de medidas, además, contribuye a la reducción de los gases de efecto invernadero, disminuyendo una media de 61 toneladas de dióxido de carbono al año. Los ahorros energéticos medios de las viviendas analizadas con instalación colectiva o centralizada de calefacción, medidos en términos absolutos, corresponden a unos 7 GWh, el equivalente a 8 meses de consumo de energía eléctrica de una vivienda tipo.

Durante la llegada de los meses de buen tiempo y con la instalación de la calefacción apagada para los particulares también es buen momento para limpiar las calderas y ponerlas a punto para la próxima temporada. Al igual que en las comunidades de vecinos, en las calefacciones de particulares también resulta conveniente reparar las incidencias que se han detectado durante la temporada de la calefacción y que han generado molestias en el confort del hogar aunque no han representado detener el servicio.