fbpx

En la Comunidad Valenciana los electrodomésticos duran menos. No es que hayamos hecho un estudio científico para comprobarlo. Es que de todos es sabido que la dureza del agua en la Comunidad Valenciana es una de las más altas de España. Es decir, contiene un alto nivel de cal.

La cal colapsa las tuberías y afecta al funcionamiento de electrodomésticos como lavadoras, lavavajillas o calentadores, lo que afecta a su vida útil y puede provocar averías o que incluso que lleguen a estropearse antes de lo previsto.

La solución pasa por instalar un sistema de descalcificación. Quizás hayas escuchado que son un engorro porque te obligan a estar cambiando continuamente las sales que incorpora o que su coste es elevado.

Pues bien, no tiene por qué ser así. En Klimia apostamos por una de las últimas novedades del mercado: el descalcificador ecológico de la firma Calmat. Se trata de un sistema de tratamiento del agua ecológico que protege tus tuberías y electrodomésticos contra los depósitos calcáreos y el óxido. Funciona por la denominada Tecnología de Impulsos basada en el principio de tratamiento físico del agua. Los impulsos electrónicos especiales alteran el proceso de cristalización del calcio líquido. De esta manera, el sarro calcáreo pierde su capacidad adherente. Esta tecnología funciona exclusivamente mediante impulsos eléctricos capacitivos; no utiliza sales ni químicos.

Adecuado para diámetros de tubería a 11/2″ (~ 38 mm), es de fácil instalación y funciona en tuberías de cualquier material: hierro, cobre, acero inoxidable, hierro galvanizado, plástico, PVC, PEX, cañerías compuestas (cualquier mezcla de material), etc.

Además en Klimia te ofrecemos cinco años de garantía, y lo más interesante, que puedas probarlo 6 meses sin compromiso. Si no te gusta el resultado, te devolvemos el dinero.