fbpx

Limpieza y mantenimiento de placas solares

Si quieres que tus placas solares te duren mucho más tiempo y además rindan siempre al 100%, es importante que te preocupes por su mantenimiento. Por suerte, los paneles solares no necesitan de un mantenimiento exhaustivo, ya que se suelen limpiar con la lluvia. Pero en zonas donde esta escasea, como en nuestro caso, es importante que al menos se limpien una vez al año de forma manual.

Además, estas labores de limpieza se deberían intensificar y realizar más de una vez al año si vivimos en zonas muy polvorientas, con mucha vegetación o si cualquier otro elemento externo como excrementos de pájaros perjudican a la captación de energía solar. Se calcula que un panel sucio o rayado puede reducir la producción de energía solar entre un 15 y un 30 %.

El momento de limpiar tus paneles solares, deberías aprovecharlo también para comprobar que la instalación se encuentra en perfectas condiciones. Hay que tener especial cuidado con el depósito de acumulación y el estado de las gomas aislantes, ya que suelen ser los componentes que más averías registran.

Ni agua ni jabón, mejor confía en Klimia

Si estás pensando en limpiar los paneles solares tú mismo, recuerda que la limpieza de placas solares se realiza en seco, con productos específicos para este fin. Usar disolventes o detergentes no recomendados puede dañar la superficie de las placas y paneles solares.

También se ha de evitar el agua calcárea ya que puede causar manchas blancas que reducen el rendimiento. Igualmente, no es recomendable que la presión del agua sea muy elevada porque puede afectar a las juntas de las placas.  

Así es que lo más recomendable es que confíes en profesionales, y al menos una vez al año te pongas en contacto con nosotros para que realicemos un chequeo y limpieza a tu instalación. Conseguirás alargar su vida útil y mejorar su rendimiento. Con una buena instalación de energía solar y en perfectas condiciones, no te faltará el agua caliente.