fbpx

Si estás pensando en comprar un aparato de aire acondicionado, te conviene conocer los diferentes tipos que existen en el mercado. Si hablamos de tipo de instalación encontramos los aparatos Split con un compresor que se sitúa en el exterior de la vivienda y el equipo evaporizador en el interior. Este tipo de aparatos consiguen climatizar las estancias rápidamente a un coste de instalación bajo. Se suele utilizar en habitaciones, salones o estudios.

Otra posibilidad es incrustarlos en le techo, llamado también de cassete. Este tipo de aparatos se utilizan en oficinas y comercios ya que pasan desapercibidos y cuentan con una gran potencia para refrigerar grandes espacios desde techos de hasta unos 4 metros de altura.

Si hacemos referencia a la instalación del aire encontramos aquellos aparatos que lo hacen a través de tubos o conductos que permite distribuir el aire por toda la vivienda a través de rejillas. Este tipo de sistema se debe planificar desde el momento inicial de la construcción del espacio, así que i vas a iniciar una obra o reformar alguna vivienda o establecimiento es una de las mejores opciones. Con este tipo de instalación se consigue una climatización agradable evitando los “chorros” de aire. Además, la instalación pasa prácticamente desapercibida ya que solo se ven las rejillas.

En cuanto a prestación cabe destacar la posibilidad de que el aparato emita tanto aire frío como calor que conseguimos con los modelos reversibles, con bomba de calor integrada.

Ventajas de la tecnología inverter
Además de los diferentes tipos antes señalados también es importante conocer la tecnología inverter, aunque hoy en día prácticamente la incorporan todos los aparatos. Los antiguos aparatos de aire acondicionado, trabajan siempre al 100% de su rendimiento. Lo que consigue la tecnología inverter es acelerar su velocidad hasta alcanzar una temperatura adecuada para después detenerse.

Esta tecnología supone por tanto un ahorro de electricidad de entre el 20 y 30% y además consigue una temperatura más agradable y estable.